Esunmomento.es - Espacio de Miguel Ángel Olmedo Fornas,...

esunmomento.es

Estás en... Impresiones > Sentidas

Alegoría de la pendiente

 

 

Hablamos de contrastes.

    También hablamos de belleza, del ámbito de la belleza, de todas las bellezas que admiten los sentidos. En ese momento precedido de belleza y armonía y antes por el reencuentro y la confianza, eludimos buscar la causa a una acción concreta, susceptible de imitación, dedicándonos a observar el efecto de la misma juzgado por el tribunal competente, instancia única, plena de rigor y argumentos.

    Cuanto más alta la ascensión mayor la caída, el ruido y el daño.

    Ningún modelo, salvo el creador de los modelos, gana todas las partidas, apuestas o desafíos; ninguno, que se conozca fehacientemente documentado. Esto se debe a que ni dios antropomorfo ni semidiós ni humano del montón está exento de una derrota contra los elementos, una reprimenda ante el consejo de veteranos de guerra y un traspié en las frecuentes y libertinas andanzas por los mundos de la fantasía pedagógica.

 

Nicholas Poussin: El Parnaso, 1630-31.

Nicholas Poussin: El Parnaso (1630-31). Museo Nacional del Prado, Madrid.

 

Cornelis  van Haarlem (Cornelisz): Júpiter y los demás dioses urgen a Apolo a retomar las riendas del carro del Día, 1594.

Cornelis van Haarlem (Cornelisz): Júpiter y los demás dioses urgen a Apolo a retomar las riendas del carro del Día (1594). Museo Nacional del Prado, Madrid.

 

Pero mientras dura el éxito, y en algunos la sensación y su relieve se prolongan casi una eternidad, la diferencia entre el punto álgido y el rasero que obliga a doblar la cerviz por el peso de los cargos es ignorada, y la distancia que separa o une el arriba glorioso del abajo tétrico no existe. El concepto de mundo es unidimensional.

    Hablamos de tránsitos. Hoy aquí, en buena compañía; mañana quién sabe. Quizá mejor, tal vez peor que ayer.

    De todo un poco hablamos a la vista de los acontecimientos.

Miguel Ángel Olmedo Fornas

¬ 02/04/2016